ÚLTIMAS NOTICIAS



jueves, 15 de marzo de 2018

Centro de Arte Guardian en Beijing por Büro Ole Scheeren


El edificio diseñado por Büro Ole Scheeren que actúa como un catalizador social para el intercambio cultural e imagina un hogar para las artes en un sentido más amplio: un hogar para sus creadores (los artistas) y sus cuidadores (los coleccionistas).




Centro Cultural

Descripción por el equipo del proyecto. 

Una casa de subastas es un híbrido entre un museo, galería, mercado – cultura y comercio. Una casa de subastas vincula pasado, presente y futuro. Y en última instancia, una casa de subastas celebra y transmite la conciencia de la historia y las tradiciones; proporciona un escenario para los valores culturales: respeto y responsabilidad, valoración y predicción, belleza y significado. Una casa de subastas atrae y reúne a personas y las subastas son eventos sociales para la apreciación del arte y la cultura.


Museo

En el medio del Centro de Arte Guardian, un espacio expositivo libre de columnas de 1.700 metros cuadrados permite la máxima flexibilidad y versatilidad, mientras que las amplias áreas de exposición en el segundo piso amplían aún más el museo. Dos grandes salas de subastas y exposiciones en el sótano, proporcionan un entorno más específico y formal, completando la variedad tipológica de espacios. La matriz circundante de habitaciones más pequeñas e interconectadas de los píxeles arquitectónicos acomoda las funciones de soporte y libera las salas centrales del edificio de sus obligaciones secundarias.


Las etapas de construcción se adaptan a subastas y exposiciones a lo largo del calendario estacional, pero durante la mayor parte del año amplía la programación cultural en exposiciones especiales, simposios y eventos de diversa naturaleza: un museo público/privado con una misión cultural y educativa.


Alrededor de las salas centrales se extiende pequeñas galerías y funciones de soporte suplementarias. El edificio navega entre lo neutro y lo específico, combinando aspectos de ambos proporcionando espacios a gran escala que son flexibles y convertibles; junto con una colección de espacios más íntimos interconectados para funciones específicas de carácter distinto.


El edificio es, en esencia, una máquina para exposiciones y eventos. Los dos espacios principales libres de columnas están apilados en el centro de su huella y permiten una multitud de usos: los mecanismos simples y versátiles de techo proporcionan una fácil adaptabilidad. Estos dos espacios crean un patio seccional dentro del edificio a la escala de un hangar, un espacio tan grande que prácticamente cualquier cosa puede suceder.


Espacio de arte híbrido

El Centro de Arte Guardian representa un nuevo concepto híbrido para una institución cultural que trasciende las definiciones tradicionales de un espacio de arte contemporáneo. La fusión de la exhibición y presentación del arte con las capacidades multifuncionales de sus salas de exhibición y subastas permite prácticamente cualquier tipo de uso y evento.


La perfecta integración de varios restaurantes y un hotel de 116 habitaciones en el anillo de la terraza del edificio con vistas a la Ciudad Prohibida crea un concepto de estilo de vida que abarca la experiencia del arte y la cultura. Mediante la adición de instalaciones educativas en su "torre de club" central y departamentos de conservación de arte en sus sótanos, el Centro de Arte Guardian manifiesta aún más su posición como la primera casa de subastas diseñada a medida del mundo.


Ubicación

Ubicada muy cerca de la Ciudad Prohibida en la calle Wangfujing No. 1, en la intersección con la Avenida Wusi. La nueva casa de subastas de arte más antigua de China está ubicada simbólicamente en la confluencia entre comercio (Wangfujing) y cultura (Wusi Avenue). Incrustado en el tejido histórico del centro de Beijing, el edificio forma una nueva institución entre el museo, el espacio para eventos y el centro cultural.


Historia y modernidad

¿Cómo resolver la tensión eterna entre lo viejo y lo nuevo, lo histórico y lo moderno, el contraste de las escalas arquitectónicas y los idiomas?

Este proyecto se centra en la cuestión de cómo sintetizar la presencia y los valores del pasado con los potenciales y las realidades de lo contemporáneo. El diseño inscribe cuidadosamente el edificio en su contexto circundante, en una interpretación arquitectónica sensible que fusiona historia y tradición con una visión contemporánea para el futuro de un espacio de arte cultural. Los volúmenes "pixelados" de la parte inferior del edificio se refieren sutilmente al tejido urbano histórico adyacente, haciéndose eco del grano, el color y la intrincada escala de los hutongs de Pekín, construyendo sobre su entorno y "cubriendo" en su base los sedimentos de la historia.

La parte superior del edificio responde a la mayor escala de la ciudad contemporánea circundante en la forma de un "anillo" que crea un patio interior para el edificio y además resuena con la tipología prevaleciente de las casas con patio en Beijing. Combinando lo íntimo y lo monumental, y creando una colección diversa de espacios dentro de esta estructura, la concentración se integra en el sensible entorno histórico y cultural y resuena con la fuerza e imponente presencia de Pekín a través de una monumentalidad explícitamente subestimada.


Lo chino

Las fachadas del edificio asumen un papel específico en su expresión cultural e integración china: la materialidad, el color y la textura establecen una correspondencia abstracta y sutil con los símbolos y significados chinos.


El anillo superior del hotel está hecho de ladrillos de vidrio sobredimensionados que resuenan con las texturas de los hutongs y casas con patio adyacentes. En contraste con los motivos imperiales de la cercana Ciudad Prohibida, el ladrillo representa la sociedad civil y los valores, un símbolo humilde y no elitista en la cultura china.

Los píxeles de piedra gris de la parte inferior del edificio están perforados por varias miles de aberturas circulares, generadas al proyectar una de las pinturas paisajísticas históricas más importantes de China "Dwelling in the Fuchun Mountains", en sus fachadas y crear así un sutil brillo a través de una silueta de paisaje abstraído.




El Centro de Arte Guardian crea un nuevo destino cívico para las artes y la cultura que fomenta el intercambio, el estudio y la apreciación de artefactos y actividades culturales, un vehículo para la difusión cultural y la recolección, un nuevo centro de arte en el centro de Beijing.


Arquitectos: Büro Ole Scheeren
Ubicación: Wang Fu Jing Da Jie, WangFuJing, Dongcheng Qu, Beijing Shi, China
Arquitecto a cargo: Ole Scheeren Socios Eric Chang, Dan Cheong
Asociado a cargo: Virginia Chiappa Nuñez
Año Proyecto: 2017
Fotografías: Iwan Baan, Shuhe, Alex Fradkin

Comparte en:

Publicar un comentario



 


Regresar Arriba
Copyright © 2017 Fractal EA | Magazine. ///Designed by OddThemes /// Términos de uso y Privacidad